IU y PNV, en Bilbo, se basan en un vago informe de la ertzaintza para actuar contra las comparsas

142px-Lauburu.svg

Un informe de la policia autonoma española, sirve para que el ayuntamiento bilbotarra gestionado por IU y PNV actuen contra comparsas

Un vago informe de 7 páginas de la División Antiterrorista y de Información, remitido el 1 de octubre por el director de la Ertzaintza, José Antonio Varela, ha servido al alcalde de Bilbo, del PNV, que gobierna con IU, para abrir un expediente de inhabilitación a las comparsas Kaskagorri y Txori Barrote. Lo que es un argumento «incontestable» para sancionar a estos dos organismos, sirve de eximente para otros y muestra el impulso político que hay detrás de la decisión de castigar de Iñaki Azkuna.
“Informe sobre carteles y fotografías relacionados con presos de ETA retirados en la Aste Nagusia 2009” es el documento en el que el director de la Oficina de Uso Público, dependiente del Gabinete de Alcaldía, se basa para aplicar los artículos 26 y 27 de la Ordenanza de Fiestas y sancionar a Kaskagorri y Txori Barrote con la pena de, al menos, dos años de inhabilitación para participar en Aste Nagusia e instalar txosna en El Arenal.

La policia autonoma española señala en el informe que sirve de prueba al Consistorio que en la txosna de Kaskagorri había «un mural de unos 3 metros de largo por 1,5 de alto, el cual contiene caricaturas -aseguran- de terroristas de la banda ETA», refiriéndose a las caricaturas de miembros de la comparsa que están presos, algunos de ellos preventivos.

En el relato policial se añade la existencia de un cartel con la inscripción «Presos políticos del mundo», en el cual aparecen las fotos de 12 represaliados políticos, entre ellos el zornotzarra José Mari Sagardui, Gatza, y las cárceles en las que se encuentran. Lo que para los súbditos de Asterix es un agravante para el castigo, no cuenta para otros de los investigados -una minoría-, obviando a otra decena de txosnas que lo tenían colocado y por donde la Brigada Móvil pasó el 20 de agosto sin mirar.

Para engordar el capítulo referido a Kaskagorri se hace mención a pegatinas con el anagrama de ETA pegadas en unos tableros exteriores del montaje y otras exigiendo el respeto a los derechos básicos de los represaliados políticos vascos, así como banderines con sus rostros, que inundaban el recinto festivo y multitud de calles de la villa durante Aste Nagusia. En su traslación a la resolución municipal, se obvia la ubicación de las pegatinas y otros soportes.

Se llega a atribuir a esta comparsa la relación con dos pancartas que colgaban de un andamio, a al menos 10 metros de la txosna: una relativa a la convocatoria de un Gazte Eguna y otra «en negro, con letras blancas y el símbolo de la banda terrorista ETA, acompañada del texto `Denok eman behar dugu zerbait gutxi batzuk dena eman behar ez dezaten’».

A Txori Barrote se le abre el expediente por contar en su montaje con una red de pesca con «unas 90 fotografías» de bilbainos presos, un número que, a juicio de las autoridades, les hace merecedores de un castigo, no al resto de txosnas que las tenían en menor número, unas citadas en el informe de la Ertzaintza y otras no.

A los del pájaro carpintero también se les atribuye la instalación de pancartas en los alrededores con fotos de presos y pegatinas.

A Altxaporrue se le acusa de disponer de las fotografías de dos comparseros presos -Paul Asensio y Gaizka Larrinaga- y de tener farolas cerca de las que pendían banderines con rostros de represaliados y una pancarta en la que se preguntaba por el paradero de Jon Anza. Para tratar de incriminar a este organismo festivo, la Policía a las órdenes de Rodolfo Ares cita que «en los baños públicos portátiles habilitados en el recinto festivo, frente a la txosna de Txori Barrote -al lado de la de Altxaporrue-, en su parte exterior, se localizan un total de 6 carteles de Komite Internazionalistak, con fotografías de presos internacionales condenados por terrorismo, entre los cuales se encuentra la fotografía del preso de ETA, José María Sagardui».

Respecto a la txosna de Kobetamendi, otra de las 5 investigadas, se le acusa de incluir en su montaje un huevo a modo de decoración que tiene adherido una fotografía de la comparsera presa Maite Juarros.

Con objeto de aportar más pruebas al Ayuntamiento de Bilbo para sancionar a las comparsas, en dos líneas de texto se manifiesta -sin prueba documental o gráfica alguna- «se tiene constancia que en años anteriores también se han expuesto fotografías de presos dentro del recinto festivo y de determinadas txosnas», concluyen desde la Ertzaintza
.
Impulso político

La decisión de Iñaki Azkuna, con apoyo de IU, de sancionar a Kaskagorri y Txori Barrote ha sido bien acogida por PP y PSE, que llevan años tratando de incriminar a las comparsas y lograr que algunas de ellas sean perseguidas.

Respuesta

Bilboko Konpartsak mantiene silencio sobre el caso. El próximo miércoles, cuando acaba el plazo de presentación de alegaciones al expediente, ofrecerán una rueda de prensa para explicar su opinión al respecto.

El alcalde y su equipo se escudan en cargos de confianza

A pesar de que la decisión de abrir un expediente sancionador a Kaskagorri y Txori Barrote es responsabilidad del alcalde, Iñaki Azkuna ha empleado a cargos de su confianza para que informen de la misma a Bilboko Konpartsak y rubriquen la resolución.

El expediente está firmado por el director de la Oficina de Uso de Espacio Público, Tomás del Hierro, que durante 17 años dirigió la Policía Municipal. Del Hierro, que fue ertzaina durante 7 años, es de quien depende la resolución del asunto; llamativo, teniendo en cuenta que la supuesta infracción es a la Ordenanza de Fiestas. La Oficina de Uso de Espacio Público depende de Alcaldía.

La dimensión que tiene el caso para Azkuna se demuestra también en el modo en que se comunicó la decisión a las comparsas: Fue el director del Gabinete de Alcaldía, el periodista Andoni Aldekoa, el que llevó la voz cantante en un encuentro al que también asistieron Tomás del Hierro, y la delegada de Turismo y Fiestas y presidenta de la Comisión Mixta de Fiestas, Isabel Sánchez Robles. La edil jeltzale no abrió la boca, llevando el protagonismo Aldekoa, algo que sorprende dadas las competencias que se le atribuyen a Sánchez Robles.

Más llamativo es cuando el 31 de enero de 2008, en un pleno ordinario, el alcalde instó a la Comisión Mixta de Fiestas a que investigara si Kaskagorri incurrió en «un supuesto delito de enaltecimiento del terrorismo» en Aste Nagusia 2008, tal y como afirmaron los ediles del PP.

Varios jueces de la Audiencia Nacional mantienen desde hace más de dos años investigaciones acerca de Kaskagorri y Txori Barrote.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: